Abogado especialista en propiedad intelectual y derecho informático

Compatibilizándolo con la carrera de Derecho, comencé a trabajar en el despacho del letrado José Ignacio Aguilar en el año 1998, donde permanecí hasta 2003, fecha en la que inicié mi carrera profesional por cuenta propia.

Desde el año 2003 y hasta la actualidad, centro mi actividad en el derecho informático y la propiedad intelectual.

He participado en diversos debates y conferencias defendiendo la necesidad de adaptar los patrones clásicos de la propiedad intelectual a los nuevos usos que los ciudadanos hacen de ella con el advenimiento de las nuevas tecnologías. Entre otras, he sido ponente en las jornadas iniciativa NUNC! organizadas por UNESCO en París, el 5º Congreso de la Abogacía Malagueña o en la 59 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Frente a las acciones legales iniciadas por la industria de los contenidos, represento, entre otros, a desarrolladores de software p2p, como el informático Pablo Soto, al que las cuatro discográficas más grandes del mundo reclamaron más de 13 millones de euros, habiendo sido desestimada la demanda en primera instancia con condena en costas para ellas.

He defendido a páginas de enlaces a redes P2P, como la web Sharemula.com, primera página de enlaces en España en obtener una resolución de sobreseimiento libre y archivo del procedimiento penal seguido en su contra, o indice-web.com, que fue demandada por SGAE y que se convirtió en la primera página de enlaces en España en obtener una sentencia firme y favorable en vía civil.

Represento a artistas y músicos españoles, dirigiendo las negociaciones de sus contratos discográficos, así como a empresas y establecimientos en sus pleitos y negociaciones con entidades de gestión como SGAE por el uso de obras de su repertorio.

En Junio de 2005 publiqué Copia este libro con licencia Creative Commons.

En 2009 fui incluido por la revista Capital en el Top 100 de "líderes del futuro", en las ediciones de 2010, 2011, 2012 y 2013 fui elegido por el periódico El Mundo como uno de los 500 españoles más influyentes, en 2011 fui elegido por los lectores de El Economista como el personaje más relevante de internet y en 2013 como el abogado más influyente de las redes sociales según el periódico Expansión.